CANARIAS, FARMAVIDA, PARAFARMACIA, SALUD

¿PODRÍAS TENER ANEMIA SIN SABERLO?

Si te sientes más cansada, tienes la piel algo amarilla y te dan mareos… ¡ten cuidado! Puedes estar sufriendo anemia sin ser consciente de ello.

Según afirmaba la OMS (Organización Mundial de la Salud) hace algún tiempo, una cuarta parte de la población mundial padece de anemia. Sin embargo y a pesar de ser algo tan común, sino la hemos padecido nunca, muchas sólo oímos hablar de ella en casos de mala alimentación o en el contexto de un embarazo.

La anemia es un trastorno de la sangre que se produce cuando nuestro cuerpo produce pocos glóbulos rojos, cuando perdemos sangre o cuando el cuerpo aumenta la velocidad de destrucción de los glóbulos rojos. De todos los tipos de anemia, la que se sufre de forma más común es la ferropénica, es decir, la que aparece por falta de hierro. Y esto puede ocurrir por varios motivos: una gran pérdida de hierro, una menor absorción o que no estemos incorporando suficiente hierro en la alimentación.

La anemia es muy fácil de diagnosticar, un simple análisis de sangre cuando constatemos algún “síntoma sospechoso” será suficiente para poder constatar si existe una menor cantidad de hierro en el cuerpo. Por ello, estar atentas a los síntomas es fundamental: el experimentar cansancio, tener la piel amarilla, sufrir mareos, tener mucha sed, ritmos cardíacos anormales o sudor.

Si te estás viendo afectada por algunos o muchos de estos síntomas, no dudes en acudir a tu médico o especialista de confianza. A la par y si deseas hacerle frente activamente y de manera natural, desde Farmavida te proponemos prestar especial atención a tu alimentación -siempre bajo supervisión médica y como medida complementaria-, asegurándote de incluir a diario alimentos que sirvan para fortalecer todo el sistema sanguíneo y ayudar a evitar la aparición de la anemia. Será fundamental incluir en tu plan de comidas espinacas, guisante, tofu, lentejas y cereales ya que te proporcionan una buena porción de hierro diaria. Incluye también alimentos ricos en vitamina B12, como carnes, huevos y productos lácteos. No olvides el ácido fólico presente en el pan, la pasta, el arroz, las espinacas, judías, huevos y frutas variadas. Y por último, disfruta de manera cotidiana de frutas y verduras ricas en vitamina C.

Y si quieres estar segura de que tu cuerpo reciba a diario todos los elementos que necesita, no dudes en acercarte a cualquiera de nuestras parafarmacias de Gran Canaria o Tenerife y encantadas te recomendaremos algún suplemento a la medida de tus necesidades y de tu estilo de vida.

 

 

You Might Also Like