ALIMENTACIÓN, FARMAVIDA, PARAFARMACIA, SALUD

CLÁSICOS DEL VERANO EN VERSIÓN VEGANA

Compaginar las directrices de una dieta vegana con comer platos típicos y tradicionales en ocasiones es todo un reto y requiere de práctica y creatividad…
Llevar una dieta a rajatabla – ya sea por motivos de salud, de adelgazamiento o de convicción- no siempre es fácil, tanto por la discriminación de alimentos que nos vemos en obligación de realizar, como también por la posible presión social o incomprensión a la que nos exponemos. Si estás entre la Gente que se Cuida que ha decidido adoptar una dieta vegana, esto te debe sonar de algo. Sus embajadores destacan los muchos beneficios que aportan este tipo de dietas a nuestra salud. Según afirman, del reino vegetal no sólo es posible extraer todo lo necesario para una correcta nutrición. Además, insisten en las variadas formas y tratamientos que pueden recibir estos ingredientes. Y si hablamos del placer de comer, un vegano no tiene nada que envidiar a alguien que no lo sea… ¡siempre y cuando tenga cierta creatividad y amor por la cocina!
Por eso, ahora que llega el verano, te damos tres ideas de recetas para que invites a los tuyos. Puedes aprovechar a invitar precisamente a esos familiares o amigas que no entienden bien en qué consiste la dieta y creen que sólo comes ensaladas, porque se trata de platos muy de esta época, pero en su versión vegana, que a más de uno le hará decir algo como “pero, ¿tú no eras vegana?”.
– Tortilla de papas: La harina de garbanzo o arroz son buenos sustitutos para el huevo. Puedes además añadirle algo de azafrán para darle un poco más de color. Compactará sin problema las papas, y todo lo que le quieras añadir, como cebolla o pimiento.
– Ensaladilla rusa: Quien dice que una ensaladilla rusa no es ensaladilla rusa si no tiene mayonesa, aún no conoce la veganesa. Basta con pasar por la batidora un poco de leche de soja, ajo, zumo de limón o vinagre y sal. De resto… ¡seguramente no te vamos a enseñar nada!
– Pinchitos morunos: Sólo se trata de sustituir la carne por el seitán. Haciendo un buen adobo en el que dejar macerar unos dados de seitán durante unas 12 horas, podemos preparar unos pinchitos que a la plancha quedarán deliciosos.
No te extrañe que más de uno aprenda algo, o hasta se anime a saber más… ¡porque quien ama el buen comer no se puede resistir a los deliciosos sabores… veganos o no!

You Might Also Like