CANARIAS, FARMAVIDA, PARAFARMACIA

Fuera picores con estos cinco remedios naturales

Si cuando llega el verano te conviertes a menudo en la víctima favorita de los mosquitos, te proponemos que pruebes estos remedios naturales que aliviarán las picaduras.


En verano somos muchas las personas que nos vemos afectadas por las picaduras de los mosquitos. Algunas de nosotras, siendo conscientes de que a menudo nos convertimos en una presa de lo más codiciada para los mosquitos y otros bichillos, actuamos de manera preventiva aplicando medidas para mantenerles lo más lejos posible. Si tú también estás entre ellas, no dejes de hacernos una visita a cualquiera de nuestras parafarmacias Farmavida de Gran Canaria o Tenerife, puesto que tenemos diversas opciones para ayudarte a repelerlos.

Pero si el más ya está hecho y estas sintiendo estos molestos picores, puedes optar por probar diferentes remedios naturales que podrían ayudarte a aliviar esa desagradable sensación de picazón.

En la revista Ecocosas proponen estas cinco que nosotras sin duda probaremos… ¡a ver qué tal te funcionan a ti!

Cáscara de plátano.
Utilizar la cáscara del plátano como remedio natural contra las picaduras de mosquitos es una alternativa sostenible y de aprovechamiento total de la fruta.
La piel del plátano normalmente es un residuo pero puede sustituir con bastante eficiencia las pomadas y cremas específicas, basta con frotar la parte interna más blanca sobre el área afectada por la picadura del insecto, en algunos minutos, la picadura comienza a desinflamarse, disminuyendo también la molestia.
Además, la piel del plátano es eficiente para parar el sangrado en una herida y ayudar en la cicatrización de las mismas. Otro uso es el de blanquear los dientes frotando con la parte interna antes del cepillado.

Albahaca.
Esta hierba aromática no solo sirve para cocinar, pues el aceite extraído de la albahaca alivia la alergia causada por las picaduras de insectos.
Para preparar el remedio natural, basta con amasar y machacar las hojas hasta extraer un líquido de color oscuro. Este líquido ademas de poseer un intenso aroma tiene varias propiedades medicinales, esto es porque la sustancia aromática contiene el alcanfor y el timol, los cuales entre otras virtudes sirven para aliviar la picazón ocasionado por las picaduras.

Miel.
Compuesto por sustancias antibacterianas y anti-inflamatorias, la miel trata la molestia causada por las picaduras y trae varios beneficios para el cuerpo.
Así, que basta con pasar un poco del producto natural en la picadura para disminuir la irritación. Además, la consistencia de la miel dificulta que las personas se rasquen , contribuyendo a disminuir la inflamación de la dermis más rápidamente.

Hielo.
Una compresa de agua helada o directamente un cubito de hielo puede aliviar no sólo la comezón causada por los mosquitos, sino también el dolor que resulta de la picadura de otros insectos, como las abejas y las hormigas. Esto porque las fibras nerviosas de la piel “se congelan”, contribuyendo a que la persona no sienta más las molestias traídas por los insectos.
Nunca se debe usar el agua caliente, pues, después de su aplicación, las altas temperaturas hacen que el organismo vuelva a producir histamina, sustancia responsable de la respuesta alérgica del cuerpo.
La forma más simple es frotar directamente hielo o un ice pack, directo sobre la zona afectada.

Leche y agua.
Aplicar la leche mezclada con agua en las picaduras es una manera simple de reducir no sólo el dolor y la picazón, sino también la hinchazón y la inflamación que ocurre en el lugar afectado (si la persona no tiene alergia a la lactosa).
Este remedio natural debe ser preparado, preferiblemente, con los dos ingredientes bien helados y en cantidades iguales. Después de mezclados deben ser aplicados sobre la piel con un pedazo de algodón o trapo. Es de rápida acción y funciona en casi todos los casos, esta misma receta es útil para el caso de las quemaduras causadas por el sol.

Como alternativa, quizás más cómoda para llevar en el bolso tenemos en nuestras parafarmacias también otros remedios que te ayudarán. Y recuerda algo importante: no dejes de acudir a un médico si ves que la picadura presenta una características que desconoces o si tarda demasiado en curarse.