CANARIAS, CONSEJOS, CONSULTA, FARMAVIDA, NOTICIAS, PARAFARMACIA, SALUD, TRUCOS

CUATRO SUPLEMENTOS NATURALES PARA COMBATIR LOS SÍNTOMAS DE LOS CATARROS

Te desvelamos cuatro aliados que protegerán eficazmente tu sistema inmune y te ayudarán a sobrellevar mejor los molestos resfriados y gripes.

La bajada de temperaturas y  el permanecer más tiempo en sitios cerrados son algunas de las causas de que nuestro cuerpo y en concreto nuestro sistema inmunológico comience a debilitarse y a recibir más ataques. Si bien aún no se ha descubierto ningún remedio definitivo para el catarro y la gripe, ni se puede garantizar completamente su prevención, sí está en nuestra mano disminuir la probabilidad de sufrir alguna de estas  molestas enfermedades… o al menos de hacerlas más cortas y llevaderas. Todo lo que necesitan nuestras defensas se encuentra en lo que comemos si llevamos una dieta equilibrada. Sin embargo, lo que es una cantidad suficiente en una época del año puede no serlo en otra. Podemos optar por aumentar las cantidades de alimentos ricos en esos micronutrientes necesarios presentes en nuestra dieta o por consumirlos en forma de suplementos. Estos son algunos de los más importantes.

Vitamina C. El vaso de zumo de naranja probablemente sea de lo primero que nos venga a la cabeza cuando hablamos de hábitos para aumentar las defensas. Existe un largo debate y opiniones enfrentadas acerca de si realmente la vitamina C combate o no los resfriados y la gripe. En lo que sí hay acuerdo es en que favorece la mejora del funcionamiento de las células del sistema inmune como los neutrófilos y macrófagos, además de tener un efecto antihistamínico. No cabe duda de que, aunque a veces sea inevitable caer enfermos, unas defensas fuertes son el mejor escudo, y la vitamina C uno de sus mayores aliados. La dosis diaria recomendada en España es de 80 mg. al día.

Zinc. El zinc es efectivo para prevenir infecciones como la del resfriado común, pero sobre todo para reducir sus síntomas y hacer más corta su duración si comienza a tomarse durante las primeras 24 horas. Algunos alimentos ricos en este mineral son el marisco, los huevos o el hígado, aunque normalmente se pueden encontrar suplementos de zinc en forma de cápsulas o pastillas de entre 9 y 24 mg.

Ajo. Con “a” de antiviral, antifúngico y antibacteriano, el ajo es ampliamente usado como remedio casero tradicional para tratar gripes y resfriados. Se suele recomendar comer un diente de ajo crudo al día tanto para prevenir como para combatir estas enfermedades, con una efectividad más que probada durante generaciones. Y quienes no se puedan imaginar ingerir el ajo crudo, también existen suplementos que concentran la sustancia que da este poder al ajo, la alicina.

 

Vitamina E. Además de un potente antioxidante, la vitamina E tiene un extraordinario poder como potenciador inmunitario, disminuyendo especialmente el riesgo de contraer infecciones en el tracto respiratorio superior. Afortunadamente, se encuentra presente en varios alimentos ricos y cotidianos, como los frutos secos (semillas de girasol, almendras, avellanas), en hierbas aromáticas (albahaca, orégano, tomillo…), en aceitunas verdes, espinacas o albaricoques secos. Aunque, como en los casos anteriores, es muy sencillo ingerirlo como suplemento.

Y ya sabes que si tienes cualquier pregunta acerca de nutrición o necesitas asesoramiento para elegir los mejores suplementos para ti, nuestras Chicas Farmavida de nuestras parafarmacias de Las Palmas de Gran Canaria y Tenerife estarán encantadas de atender a tus preguntas.