CONSEJOS, FARMAVIDA, PARAFARMACIA

Alimentos contra las quemaduras de sol – II

Si este verano tomas accidentalmente más sol de la cuenta, estos son algunos remedios caseros para aliviarte de las quemaduras de forma natural.
Aunque a nadie le gusta quemarse, lo cierto es que eso de llegar a casa con la piel un poco roja y quemada tras un día de playa es frecuente año tras año. Ahora que el verano ya está aquí, es el momento de tener a mano nuestros protectores solares y no despistarnos en lo que al cuidado de nuestra piel se refiere, ya que en ello está implicada nuestra salud en el futuro. Si aun protegiendo correctamente tu piel y procurando no exponerte más de lo debido, te volviera a pasar accidentalmente eso de tomar más sol de lo que tenías pensado, te sorprenderá saber que existe un gran número de remedios caseros, ¡y muchos de ellos los tienes en la nevera!

Según afirman los expertos, muchas de las propiedades de algunos alimentos aportan beneficios a nuestra piel, tanto para prevenir como para paliar los daños causados por el sol en tu piel. Te contamos acerca de algunos de ellos…
Aloe Vera: Los numerosos beneficios para nuestra salud que aporta esta planta la convierten en una de las más populares entre la gente que se cuida. Existen productos como cremas y bebidas basadas en el aloe vera, aunque en el caso de las quemaduras solares lo más efectivo sea cortar directamente una hoja y aplicarla en la zona quemada.
Lechuga: La lechuga tiene un cierto poder analgésico, debido a lo cual ya los romanos lo utilizaban para paliar el dolor. Una manera de aplicarla sobre nuestra piel es hirviéndola, dejando el jugo reposar unas horas en la nevera, y empapando luego algodón en él.
Chocolate negro: El chocolate con altas dosis de cacao puede llegar a doblar la dosis eritemática mínima, es decir, la cantidad de rayos UVA necesaria para producir quemaduras solares. Esto tiene que ver con su contenido en catechinas, presentes también en el té verde. Una buena manera de aprovechar estas propiedades es optar por un chocolate de al menos un 70% de cacao y comer unos 40 gr. al día.
Leche desnatada: La leche crea una película protectora basada en proteínas que puede venir bien para llevar un poco mejor ese dolor tan incómodo que generan las quemaduras solares. Aplicando leche fresca con una gasa en intervalos de 2 a 4 horas notaremos su refrescante efecto.
Frutos rojos: Los taninos presentes en fresas o frambuesas son de gran ayuda si buscamos paliar el escozor de las quemaduras por el sol. Simplemente moliéndolas y aplicándolas en las zonas afectadas podremos notar el alivio.
A pesar de saber que cuentas con estos alimentos aliados, recuerda que no hay mejor remedio que prevenir, y no conviene despistarse cuando vamos a estar expuestos al sol durante periodos prolongados. En nuestras parafarmacias de Tenerife y Gran Canaria nuestras chicas Farmavida estarán encantadas de atender tus necesidades y consultas si te animas a visitarnos antes de ir a la playa.